Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

sábado, 20 de julio de 2013

El último Elvis

Director: Alejandro Bo
Actores: John Mc Inerny, Griselda Sicilia
Drama / Argentina / No recomendada para menores de 12 años /  91 min.
    
            Un ensamblador de electrodomésticos, divorciado, con una hija a la que apenas ve y a la que no entiende y, por lo demás, con una vida anodina en casi todos los aspectos, tiene, según él, un gran don al que dedica toda su energía y que es su refugio, su autentica felicidad: ser imitador de Elvis Presley, un buen imitador de Elvis.
 
            Su vida, su vida real, gira en torno a la farsa de creerse Elvis, de hecho le pide a su mujer que le llame así, y es cuando está sobre el escenario imitándole cuando se siente vivo, lo cual hace en cualquier tipo de evento, ya sea una fiesta familiar, una boda o la actuación en alguna fiesta o evento, él lo da todo siempre con la misma intensidad, con la misma entrega, con el mismo entusiasmo. Lo demás, la vida diaria, el trabajo, el tiempo en casa o las visitas a su ex y a su hija, son protocolos, obligaciones ineludibles, el tiempo muerto entre actuaciones.
            Su casa es cutre, su trabajo es cutre, su ocio en un bar del extrarradio es cutre también, incluso la empresa de dobles musicales para la que trabaja es tan miserable que hasta a veces ni le paga. Pero él tiene la voz de Elvis, el parecerse al Elvis gordo y crepuscular, el imitar mejor que nadie al cantante, todo gira en torno a esta farsa.
            Una película argentina que te reconcilia con el mejor cine argentino, el cine que se reinventó tras el corralito y que nos hablaba de la gente real, un cine de personajes, donde la política queda a un lado pero en el que si está presente la sociedad, los paisajes desmoronados, la vida tal como es. Un cine descarnado, cruel a veces, sobrio. Un cine contado con detalles mínimos, con silencios, de estructura sencilla pero con apuntes geniales. Un cine impecable.
            Un cine de personas, de sueños, de frustraciones, de ilusiones. Aunque en este caso se trate de algo tan al límite como el vivir la vida de forma interpuesta, una suerte de religión con un ídolo pagano. En el fondo se puede entender como la metáfora de otras tantas vidas falsarias, opacas, vidas tránsfugas que nos rodean.
         
Conclusión: Muy muy  muy aconsejable.