Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Atrapada en la oscuridad (Penthouse north)

Director: Joseph Ruben
Actores: Michelle Monaghan, Michael Keaton, Barry Sloane
Thriller / USA / No recomendada para menores de 16 años /  86 min.

                Por ser rápidos y concisos: la película resulta un telefilm entretenido para un sábado por la tarde en televisión.
                Sara Taylor (Michelle Monaghan), es una fotógrafa de guerra que perdió la vista en Irak. Si para cualquiera la pérdida de este sentido resulta un enorme desastre nos podemos figurar lo que puede suponer para alguien que se gana la vida a través de su mirada. Sin embargo, este drama que se plantea en la película como punto de arranque, solo sirve para explicarnos que la protagonista es ciega y no tiene mayor desarrollo posterior, salvo algún dato anecdótico, pasando por encima de esta problemática vital.

                La protagonista se refugia en un fantástico ático de Nueva York, lo que da título en inglés a la película (el español resulta más obvio y nos retrotrae a algún film anterior con la misma temática). Su vida de lujo se va al traste cuando un par de malandros se le cuelan en casa con muy malas intenciones, o muy buenas, ya que lo que quieren es recuperar una fortuna en diamantes que se esconden allí. El resto, es decir, lo que sucede durante toda la película, ya se lo pueden imaginar: qué te pillo, qué te cojo, qué me voy, qué vuelvo.
                Hitchcock o su aventajado alumno Brian de Palma, habrían hecho del guión una obra maestra, Joseph Ruben (Asalto al tren del dinero, Durmiendo con su enemigo), elabora una acción a veces tensa, a veces esforzada, otras simplemente engañosa, con un cierto interés pero en la que se notan las puntadas, los hilos y las costuras. No es una película redonda, aunque si tiene ciertos momentos de tensión, algún giro ligeramente sorpresivo, aunque resulta bastante previsible en general.
                Michael Keaton, quién últimamente se está especializando en papeles de malo, crea aquí un elegante y cínico malvado bastante verisímil pero, por desgracia, no demasiado aterrador.
                Me queda la duda de si un ciego puede experimentar vértigo, algo a lo que se  juega en varias ocasiones durante la película, y que pretende crear tensión en el espectador, pero ¿la puede crear en la protagonista?

Conclusión: Visible, entretenido. Un sábado en casa ideal (pero no pasa nada si la ves en un cine).