Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

sábado, 26 de octubre de 2013

La vida de Adèle

Director: Abdellatif Kechichr
Actores: Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Mona Walravens

Drama / Francia / No recomendada para menores de 18 años / 176 min.

 
            Si algo define esta cinta, ganadora de la Palma de Oro en el último Festival de Cannes, es que es una película controvertida. Y en este caso el epíteto está justificado ya que no dejará indiferente a nadie por sus "tórridas" escenas sexuales, absolutamente explicitas, minuciosas y extensas. Varias secuencias expresan con absoluta dedicación fotográfica las relaciones lésbicas de Adèle y Emma, la chica del pelo azul. Precisamente el color de pelo de esta chica es el que da título al comic del que ha salido esta película, El azul es un color cálido de Julie Maroh. El primero de estos "encuentros" sexuales dura al menos 10 minutos en lo que alguien ha podido calificar de secuencia pornográfica. No es mi intención abrir un debate sobre lo erótico, lo pornográfico o lo tolerable o no en la ficción, pero la secuencia es indiscutiblemente descriptiva.

            Adèle es una adolescente que está en el momento de sus primeros amores, pero inesperadamente se siente extremadamente confusa al no estar cómoda saliendo con chicos, como lo están sus amigas, y sin embargo sentirse atraída por otra mujer. Esta confusión, este conocerse y reconocerse, está búsqueda de su identidad sexual primero, y de su plenitud amorosa dentro del lesbianismo, después, es lo que cuenta el film en sus más de dos horas y media de duración. Un metraje que puede parecer excesivo pero que obedece a esa meticulosidad, a ese rigor, a ese tempo pausado que define su ritmo, a esas secuencias extensas y explícitas que sirven para el espectador empatice y comprenda los sentimientos laberínticos de Adela, aunque supongo que siempre se puede ser un poco más sintético.
            Sin duda alguna es la película que más ha profundizado en las relaciones lésbicas y que más esfuerzo ha hecho por explicarlas, expresarlas y, sobre todo, mostrarlas. Se podría decir que es una película valiente.
            Cuenta además con dos asombrosas interpretaciones en el duo protagonista, Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, aunque esta última haya dicho que se sintió humillada durante el rodaje y que jamás volverá a rodar con  Kechichr.
            Sorprende que un tema tan radicalmente tratado y tan profusa y profundamente explicado sea obra de un hombre, aunque ya hay voces femeninas que lo han criticado con dureza por trivializar o no dar el tono suficiente. En todo, esto también favorece la fama transgresora que ha adquirido la película.  

Conclusión: Es muy interesante, quizá demasiado largo quizá, pero no lo parece.


Tráiler de la película subtitulado al español


 
 
 

Tráiler de la coproductora española