Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

lunes, 28 de abril de 2014

Moliere en bicicleta

Título original: Alceste à bicyclette
Director: Philippe Le Guay
Comedia / Francia / No recomendada para menores de 7 años / 104 min.
           
            La esencia de este film es la lucha a muerte de dos egos interpretativos. Dicho así, de repente y sin más datos, no dice mucho.
        Dos de los más refutados actores franceses reales dan vida en la pantalla a dos importantes actores ficticios, uno retirado y el otro una estrella de la televisión. El segundo, cansado de lo fútil de un trabajo que no le reporta esfuerzo ni altura interpretativa decide montar una obra de Moliere, nada menos que “El misántropo”, donde los dos personajes de la obra, Alceste y  Filinto, tienen visiones contrapuestas del mundo, de la vida, de la política y de la aptitud personal ante todo ello.
            Gauthier Valence (Lambert Wilson) la estrella televisiva, quiere que su partener sea su viejo compañero de cartel Serge Tanneur (Fabrice Luchini), quien dejó repentinamente la escena, tres años atrás, cansado de la hipocresía dominante en el mundo del cine y del teatro, para refugiarse en un pueblo de la apartada isla de Ré.

            Tanneur, tentado por la oferta, se deja querer pero quiere también hacerse de rogar. Así pues, lo que debería haber sido una conversación persuasiva de una tarde se alarga en por varios días de ensayos, convirtiéndose en el duelo de egos anunciado.

            A través de los ensayos de “El Misántropo”, en el que los dos actores se van intercambiando los papeles pero ambos persiguiendo el protagónico de Alceste el misántropo, asistimos a una verdadera lección de teatro y de puesta en escena actoral. Los dos protagonistas tan pronto se odian como se envidian, se alaban como se insultan, en un proceso que va más allá de lo profesional para tocar su propia vida y la concepción que ambos tienen de la moral o la ética.
            Un interesante discurso, en forma de comedia que, sin embargo, tiene algunos puntos poco definidos y errores de guión que, a mi juicio, rebajan el tono al que la película podía haber llegado. No están bien dibujados los dos personajes, quizá por un exceso de confianza del director y guionista, o la suposición del reconocimiento previo por parte del espectador de unos protagonistas a los que les presenta per se como reconocibles socialmente. Esto es, sin duda, un grave error de presunción pues o bien se supone que los personajes responden a cliché o bien se cree que están definidos por los detalles, apenas pinceladas, con las que se les presenta: el hecho de presentar a la estrella de la TV subido ya en un tren al que accede su representante para despachar rápidamente con él antes de que el tren parta, una ropa demasiado snob y un viaje precipitado para convencer a su viejo amigo. La presentación del actor retirado es, así mismo, escueta: atendiendo a unos poceros en el patio de un viejo caserón por los olores del pozo séptico (que por cierto decide no arreglar), su caserón destartalado y su ropa rústica y despreocupada. La presentación escueta del perfil de los personajes es toda una virtud en la mayoría de los casos, no en este, que no consigue que el espectador enfatice con ninguno de los dos divos/amigos/rivales.
            Otro detalle poco trabajado del guión es el personaje femenino. Su sola irrupción en pantalla ya presupone la necesidad de esta figura en el desenlace futuro de la acción y desbarata cualquier credibilidad narrativa futura. Su desarrollo y cada una de sus apariciones no pueden ser más sobrevenidas, evidenciando una necesidad dramática por parte del guionista más que un buen desarrollo narrativo.
            La utilización de la isla de Ré queda un tanto impostada y las bicicletas, que dan título al film, un poco bucólico-pastoril sin mayor relevancia.
            Philippe Le Guay, conocido en España por Las chicas de la sexta planta (2010) en la que participaban las actrices  Natalia VerbekeCarmen Maur y Lola Dueñas, consigue, pese a todo, una película entretenida donde los procesos de creación de un personaje y los ensayos son revelados al espectador en toda su intensidad.


Conclusión: Entretenida e interesante, pese a todo. Quizá un 7 sobre 10.     

Tràiler en español