Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

martes, 6 de mayo de 2014

The Lunchbox

Título original: Dabba
Director: Ritesh Batra
Comedia romántica / India / No recomendada para menores de 7 años /   115 min.
           
            Una curiosa tradición se desarrolla cada día en las populosas calles de Mumbai, en la India. Miles de mujeres preparan a sus maridos la comida y la guardan en una suerte de termos para hacérselo llegar a sus trabajos. Un eficiente servicio especial se encarga de ello, un auténtico ejército de "camareros" recoge la comida en las casas y lo transporta por toda la ciudad, primero en bicicleta, después en tren y finalmente en bicicleta otra vez.
            Pero el eficaz servicio sufre un inexplicable error y una comida llega equivocada a otro destinatario. El desliz inicial se cronifica, lo que es una satisfacción para el viudo Saajan (Irrfan Khan), que asume encantado la nueva y deliciosa comida elaborada por Ila (Nimrat Kaur). Pronto comienzan una relación epistolar, dejándose notas de ida y vuelta en el curioso correo alimenticio. Saajan en un oscuro y solitario funcionario a punto de jubilarse,  Ila  es un ama de casa insatisfecha, a la que su marido no hace mucho caso por culpa de su intenso trabajo, pero ambos conectan inmediatamente.
            Poco a poco, las notas se van haciendo más y más personales, lo que les permite a los dos comenzar a fantasear, a dejar volar su imaginación y a convertirse, al menos mentalmente, en las personas que quisieran ser. Un mundo epistolar en el que se mezclan las esperanzas, los deseos, los miedos y las tristezas que les atenazan o les liberan en la misma medida, pero que para ambos resulta altamente gratificante.
            Lunchbox resulta una entretenida comedia de sonrisas, más que de risas, una obra agridulce e irónica, sutil y delicada, basada en unos personajes entrañables que van desvelando ante la cámara su vida, metódica y repetitiva, pero llena de un universo propio. Ritesh Batra tiene el acierto de no hacer demasiadas concesiones al espectador, aportando el sentimentalismo justo que no llega a empalagar y una descripción sobria y mesurada de la realidad de la vida de sus personajes, sin paternalismos ni tragedias sobrevenidas.
            El film resulta exótico en su puesta en escena, desvelando una India cotidiana que, para la mayoría de los occidentales, resulta desconocida por completo, lo que ya de por sí mismo es un aliciente estético y antropológico. Sin ser excesivamente original en su planteamiento último, ya no en el formal, si resulta ingeniosa y gratificante, contando además con dos actuaciones protagónicas dignas de destacar.
           


Conclusión: Una película apetecible. Un viaje exótico-sentimental a la India urbana y cotidiana.     


Tráiler con subtítulos en español (en algunos países titulada Amor a la carta)