Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

viernes, 1 de agosto de 2014

Begin again

Título original: Begin again. Can a Song Save Your Life?
Director: John Carney
Comedia / USA / Apta para todos los públicos /  104 min.

           
            El director irlandés de Once (Una Vez) (2006) realiza con enorme acierto en Estados Unidos una suave y romántica recreación del éxito musical que le dio la fama.
            En Begin again Mark Ruffalo es un productor musical, separado y con hija adolescente, otrora artísticamente innovador y creativo, que se ha separado de su socio (o su socio lo separa de la productora) de una forma muy traumática. En plena borrachera depresiva conoce a la cantautora británica Gretta (Keira Knightley) que se ha separado a su vez de su novio de toda la vida y también cantante, pero este de mucho éxito. El encuentro resulta afortunado y altamente  productivo, tanto como para dar sentido a toda la película.
            Ambos se embarcan en la grabación de un disco con las canciones de Gretta, grabaran las canciones en directo, en toma única y en las calles de Nueva York. Para completar el equipo técnico y el resto de los músicos se rodearan de toda una galería de personajes curiosos y hasta entrañables.
            La pareja protagonista destila una química especial durante todo el film, una pareja que se convierte en trío al incorporar como un personaje más a la ciudad de Nueva York. El resultado es una comedia romántica emotiva y sincera que seduce al espectador, sutilmente divertida y con una banda sonora interesante.
            La aventura vital que describe la película es un "canto" a las segundas oportunidades, al derecho a recobrarse desde las cenizas. Una loa a la voluntad, a la creatividad, a la espontaneidad, al posibilismo, al compañerismo y a la individualidad al mismo tiempo, una exaltación del  "hazlo tu mismo". En el país de las oportunidades el derecho a renacer es algo consustancial al individuo, la lástima, lo que resulta un tanto descorazonador, es esa tendencia de cierto cine especialmente "optimista" a que de ese renacimiento se deba llegar directamente al éxito como única estación de destino, obviando cualquier parada intermedia que se pueda plantear en este viaje que no sea el triunfo arrollador y dejando, de facto, el mensaje de que nada será válido salvo los laureles del campeón. Olvidemos pues aquello de que lo importante es participar y pensemos que del segundo no se acuerda nadie.
            Consideremos esta puntualización nada más que como una consideración general a un tipo de cine que, por otra parte, aporta finales brillantes y clímax poderosos a los que todos nos apuntaríamos. Begin again es una película optimista que destila honestidad, alegría de vivir, frescura... lo que se podría definir como "buen rollo", de manera que el espectador saldrá del cine renovado y, de alguna manera, mejorado. Soy un firme defensor de las películas bienintencionadas, siempre que sean sinceras y no planteen con subterfugios, tengan guiones engañosos o tramposos ni jueguen con los sentimientos del respetable cayendo en la sensiblería. Esta película no lo es, no es sensiblera, es sensible, no es engañosa, es honesta, no es engañosa sino positiva, y todo ello son valores que a cualquier espectador le van a aportar una frescura y unas ganas de vivir como un buen anuncio de Coca-Cola pero sin que te quieran vender nada, salvo la idea de que todo es posible si tu quieres que sea posible.
            ¡Buen rollo!
 Conclusión: Positivismo con buena banda musical. Levanta el ánimo