Rodaje del documental "Ulises ya no vive aquí"

El cortometraje documental ULISES YA NO VIVE AQUÍ está acabado.
Ahora seguimos para bingo.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Blue Jasmine

Director: Woody Allen
Actores: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Peter Sarsgaard, Alden Ehrenreich, Sally Hawkins,


Comedia / USA / No recomendada menores 7 años / 98 min.

  
          
              ¿Qué esperas cuando vas a ver una película de Woddy Allen? ¿Si además te dicen que NO es una comedia, pero que tampoco es un drama, y que el protagonista no es Allen? Esto es lo que vas a encontrar, en estado puro, casi esencial.
            Woody Allen ha conseguido hacer un cine propio, personal, lleno de personajes excéntricos y paranoicos pero también tipos cotidianos, un cine que cuando no es pura comedia navega entre lo trágico y lo cómico con enorme soltura. Un tipo de cine que crea legión de admiradores pero del que, si no participas, te puede dejar frio. No sé si hay pocos o muchos detractores del cine de Woody, pero de lo que estoy seguro es que Allen cae bien en general y que sus películas, incluso las peores, se ven con agrado. Y esta creo que es una de sus grandes películas y que "casi" todo el mundo la disfrutará con mucho agrado.
            Sobre Blue Jasmine he leído críticas que la alaban sin reparos como la mejor de su autor en los últimos 25 años, y otras (pocas) que la denostan por insoportable e increíble. Todas escritas por admiradores confesos del autor. Esta supuesta dualidad encontrada de criterios no hace más que reforzar la idea de que estamos ante una película de altura. Quizá no sea Manhattan, porque aquella tenía pretensiones de cine de "estilo", con una fotografía en blanco y negro que marco su tiempo, unos encuadres estudiados y creativos y una banda sonora de George Gershwin, dirigida por un Zubin Mehta en estado de gracia,  que ya todo el mundo asocia a la ciudad de Nueva York. Aunque aquí la fotografía también está muy cuidada, obra de Javier Aguirresarobe, la planificación y el encuadre son funcionales, con la soltura que aportan sus 48 películas anteriores y con el ágil montaje habitual, marcado esta vez por los continuos flahs-back que definen la historia pretérita del personaje principal.
 
            Protagonizada por una Cate Blanchett,  a la que algunos ya ven con el Oscar en la mano, quien desarrolla un extraordinario trabajo interpretativo lleno de matices, da vida a una glamurosa ricachona de la alta sociedad neoyorquina, una mujer hecha a sí misma exclusivamente para triunfar al lado de un hombre rico. Cuando la fortuna de su corrupto marido desaparece bajo el peso de Hacienda Jasmine se queda tan desubicada que no tiene más remedio que refugiarse en San Francisco bajo la protección de su hermanastra, la otra cara de la moneda, una mujer fracasada y que ha organizado su vida en torno a este inexorable axioma.

            Blue Jasmine contiene, en cierta forma, algunos aspectos de Un tranvía llamado Deseo, aunque en clave de drama humorístico, este género híbrido en el que Allen se maneja con tanta soltura. Y, aunque en este film Kowalski sólo comparte con Brando las camisetas, los personajes de las hermanas Blanche y Stella son muy reconocibles. Blanche/Jasmine, con esa esquizofrenia que le imposibilita asumir la realidad y que se aferra a antiguos esplendores, incapaz de ser responsable de su propia vida, está muy bien dibujado en esta actualización, con una Cate Blanchett que puede remedar a Vivien Leigh y llevarse la estatuilla del Oscar a su casa.
               
Conclusión: Una película muy Woody Allen. Un drama humorístico recomendable.


Tráiler en español